Esther Orozco

Mi trabajo

 

Mi pasión y trabajos más relevantes se han centrado fundamentalmente en dos cosas: la educación y la investigación científica.

De mayo de 2010 a marzo 2013 fui Rectora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, en donde trabajé por construir una universidad pública de calidad, en la cual los estudiantes pudieran tener acceso a una educación científica, tecnológica y humanística de calidad y los profesores se comprometieran a fondo con la formación de estudiantes. Di una batalla larga y dura por lograr estos objetivos.  Resistí a las presiones y agresiones verbales y físicas del grupo de encapuchados que armados tomaron las instalaciones universitarias. Resistí y no renuncié, porque no podía darle la razón a la violencia contra la academia. Resistí la  campaña mediática, sin precedentes que el periódico La Jornada lanzó en mi contra, no renuncié, porque no podía aceptar la presión externa mediática como medio de apropiarse de una institución educativa tan importante para la Ciudad de México.   Cuando estos grupos, con la Policía Auxiliar al frente, tomaron el último reducto administrativo, el edificio situado en García Diego  y, el Gobierno del D.F., decidió reconocer a un Consejo Universitario sin legalidad ni legitimidad y entregarles a ellos el presupuesto. No renuncié, simplemente, cuando ya no me dejaron entrar, dejé de ir a la UACM para evitar provocaciones.  No renuncié cuando la PGJ me abrió dos averiguaciones previas, abiertas por denuncias del grupo parista (absurdas desde el punto de vista de los abogados que he consultado y que inexplicablemente mantienen abiertas todavía),  porque era aceptar que los problemas universitarios y académicos pueden resolverse politizando la justicia y persiguiendo a aquellos que les son incómodos.  No renuncié cuando se intentó usar a la Contraloría General del D.F. para presionarme políticamente con acusaciones falsas, porque la función pública en México está urgida de transparencia y no puede usarse como arma política para perseguir a funcionarios del administración anterior, sin pruebas.  No renuncié a la UACM, en síntesis, por mi compromiso con la educación pública en México y con quienes hacen una legítima defensa de ella y están convencidos, junto conmigo, de que la calidad de la educación que se imparte en México  debe ser la misma para el hijo del vendedor ambulante y del taxista que para el hijo de las familias ricas y los de los dueños de los bancos, hoteles, empresas mexicanas.  No sé todavía que otras consecuencias tenga esto, pero lo que si sé es que no podría vivir con la carga de haber sido yo quien entregó la UACM a los grupos más violentos de la Ciudad de México, por eso no renuncié.

Anterior a mi gestión como Rectora de la UACM, me desempeñé en el  servicio público como Directora General del Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal (ICyTDF).  Siendo Directora del ICyTDF me llené de mucha experiencia por tres razones: i) tuve la oportunidad de convivir muy de cerca y por tanto conocer a la comunidad científica de la Ciudad de México, ii) tuve la oportunidad de cumplir algunos sueños, aunque sea a medias, en relación con empujar la ciencia y la tecnología para resolver los problemas de la sociedad y llevar el conocimiento científico a la sociedad y iii) tuve la oportunidad de trabajar con Marcelo Ebrard, un hombre con visión de estadista, convencido de que el mejor rumbo de este país pasa necesariamente por la educación, la ciencia y la tecnología

En el área de la educación he trabajado con niños y jóvenes de todos los grados desde el primer año de primaria hasta el posgrado.  Pero también me interesa mucho y he trabajado en lo concerniente a la educación no formal y relacionada con la socialización del conocimiento científico.  He escrito artículos sobre conocimiento científiico y sobre política científica en varios diarios de circulación nacional.  Desde el año 200 soy comentarista de la televisión en Canal 11 del IPN sobre temas de investigación científica y tecnológica que se desarrollan los investigadores mexicanos.  He dado conferencias en muchas partes del mundo. Promoví y fui revisora y asesora científica de la exitosa serie de catorce videos sobre salud, ciencia y comedia “Gregoria la Cucaracha”,  la cual ha sido pasada dos veces en el Canal 22 y ha tenido un número muy alto (más de 500) comentarios positivos que vienen de investigadores e investigadoras científicas, amas de casa, estudiantes de preparatoria, secundaria y universidades.

En el área de la investigación, inicié mi trabajo en el Departamento de Genética y Biología Molecular del Cinvestav IPN, gracias a la generosidad del Dr. Gabriel Guarneros Peña quien fue uno de mis tutores en el trabajo doctoral y al recibirme me invitó a ser profesora de ese departamento.   Con él aprendí el rigor necesario en la investigación científica.  Acutalmente pertenezco al Departamento de Infectómica y Patogénesis Molecular del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados.  He dado cursos diversos en distintos programas de maestría y doctorado en ciencias. Por mi laboratorio han pasado alrededor de 70 jóvenes que han hecho sus tesis experimentales de licenciatura, maestría y doctorado. Algunos de ellos son ya destacados profesores-investigadores de instituciones tan importantes como el Cinvestav, el IPN, la UACM, otros están en universidades estatales y otros más en el extranjero.  Nuestro trabajo de investigación se ha enfocado en entender a la amiba y la forma en que hace daño a su hospedero, el cual es el ser humano. Hemos desarrollado varias líneas de trabajo alrededor de este parásito protozoario.  Identificamos varios genes y proteínas, los clonamos, los estudiamos a fondo y determinamos su papel en la virulencia del parásito. Somos prácticamente el único grupo en el mundo que ha trabajado en los factores moleculares que permiten el desarrollo de la resistencia a múltiples fármacos por parte de la amiba.

He participado directa ya activamente en la fundación de grupos de investigación que han permanecido a pesar de los embates que han recibido desde diversos puntos.  Fundé junto con Patricio Gariglio y Rubén López Revilla el primer Programa de Biomedicina Molecular en el Cinvestav IPN en el año de 1996. Fue el primer programa de este tipo en América Latina. Posteriormente se convirtió en el actual Departamento de Biomedicina Molecular.  Fundé con Feliciano Sánchez-Sinencio y otros compañeros el Centro de Investigación de Ciencia y Tecnología Aplicadas del IPN en el Distrito Federal, donde fui profesora-investigadora.  Allí mismo fundé el Programa de Biomedicina Molecular, del cual se originó el actual programa de maestría y doctorado en Biomedicina Molecular de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del IPN. Fundamos también el mismo programa en la Universidad Autónoma de Chihuahua y en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, en ambos casos se graduaron de allí varios Maestros en Ciencias.   Participé como miembro del Consejo Asesor en la fundación de la Universidad de la Ciudad de México, la cual se convirtió en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. En el año 2001, fundé con otros jóvenes investigadores el Programa de Ciencias Genómicas en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, el cual también fue el primero de América Latina.

El trabajo de el grupo que he dirigido ha sido reconocido nacional e internacionalmente por su rigor científico.  He aquí algunos reconocimientos:

  • Premio Nacional “Miguel Otero” de la Secretaría de Salud en 1985,
  • Medalla “Louis Pasteur” de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y el Instituto “Pasteur”,
  • Premio “Mujeres en la Ciencia” de L’Oréal-Unesco
  • Medalla al Mérito Académico de la Asamblea Legislativa del D.F.
  • Premio Mujer-Ciencia otorgado por el grupo de mujeres Mujer-Ciencia UNAM
  • Medalla Omecihuatl otorgada por el Instituto de las Mujeres del D.F
  • “Premio L’Oreal UNESCO para las mujeres en la cienciz

Entre otros.

Como servidora pública he sido Secretaria de Planeación del Cinvestav IPN durante el período en que fue Director General Feliciano Sánchez-Sinencio.  Cómo todo en la vida, fue un ejercicio de aprendizaje fundamental.  Conocí a la comunidad científica del Cinvestav IPN. Supe de la calidad del trabajo de mis colegas, a quienes en su mayoría conocía por los encuentros casuales en la institución, pero pocas veces había tenido la oportunidad de hablar con ellos de lo que hacían.  Hice amigos y amigas, algunos quedaron, la mayoría pasaron al plano de colegas cuando se acabó el período de la Secretaría de Planeación y volví a mi laboratorio.

En el 2006, el Lic. Marcelo Ebrard Casaubon me invitó a fundar el ICyTDF, cuya misión es vincular a la academia con los problemas de la sociedad: del gobierno y de la empresa, además de lograr que para la solución de estos problemas se use la ciencia y la tecnología.  Esto promoverá la innovación y el aumento del acervo del conocimiento científico y tecnológico.  En enero del 2007 me tocó entrar a otro mundo, al mundo de la administración pública, del servicio a los otros, de la burocracia, de las oportunidades de hacer lo que se ha soñado, de conocer a la gente de cerca y rectificar creencias y mitos sobre la administración pública. El ICyTDF no está diseñado sólo para apoyar la ciencia y la tecnología, está diseñado para establecer los caminos que permitan a las dependencias gubernamentales y a los empresarios de la Ciudad de México utilizar la ciencia y la tecnología para resolver sus problemas.

Ya en el ICyTDF hemos fundado, con Cecilia Bañuelos,  el “Centro Virtual de Estudios sobre Cambio Climático” que dirige el Dr. Carlos Gay del Centro de Estudios de la Atmósfera de la UNAM.  Fundamos, con Ana María Riverón y Cecilia Bañuelos, el Centro de Diagnóstico Epidemiológico que tiene su sede en la UACM y brazos en el Cinvestav IPN y en la Escuela Superior de Medicina del IPN.  Su principal objetivo es hacer investigación sobre enfermedades emergentes y re-emergentes para identificar y conocer molecularmente a los patógenos, diagnosticar las enfermedades y promover el montaje de métodos de diagnóstico y el diseño de vacunas.

En breve:

  • Maestra de las Escuelas Públicas de la SEP de Chihuahua por 8 años (1967-1975)
  • Maestra de escuelas secundarias, preparatorias y universidades principalmente en Chihuahua y en algunas de la Ciudad de México en las cátedras de álgebra, biología, química orgánica y química inorgánica.
  • Química del Laboratorio de Análisis Clínicos del IMSS en Chihuahua por más de 5 años (1970-1975).
  • Profesora-Investigadora de los Departamentos de Genética y Biología Molecuar y del Departamento de Patología Experimental del Civestav-IPN desde 1981
  • Coordinadora y profesora de cursos de Eucariotes y de Biología Molecular en el Cinvestav (1981-a la fecha)
  • Secretaria de Planeación del Civestav IPN (1995-2000)
  • Creadora del Programa de Biomedicina Molecular en el Cinvestav IPN (1996)
  • Creadora del Programa de Biomedicina Molecular en el Cicata IPN (2001)
  • Miembro del Sistema Nacional de Investigadores desde 1984 (Nivel III).
  • Investigadora Internacional Howard Hughes por 10 años (1995-2005).
  • Profesora visitante de la Universidad de Harvard, EU, del Instituto Weizmann, Rehovot, Israel, del Instituto de Cáncer en Amsterdam, Holanda.
  • Creadora del Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal (2006)
  • Directora General del Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal (2006-a mayo de 2010)
  • Revisora de proyectos y trabajos científicos de múltiples instituciones nacionales e internacionales
  • Rectora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (mayo de 2010 a la fecha)
  • Investigadora Emérita del CINVESTAV (diciembre de 2011 a la fecha)
  • Investigadora Nacional Emérita (enero de 2013)

 Mis investigación se ha centrado en:

  • Biología molecular de los factores de virulencia de Entamoeba Histolytica
  • Biología y genética molecular de la multiresistencia a fármacos en E. histolytica
  • Organización del genoma amebiano